Alberto Rojas "El Caballo"

Conocí al Sr. Rojas trabajando como ingeniero de audio en la obra "Reina de medianoche", por allá del año 99 en la Ciudad de México, como director sus exigencias eran duras para el poco, malo y antiguo equipo de audio con el que contaba el Salón Q, sin embargo me escuchó, me preguntó cuales eran los problemas y propuso muchas ideas como posibles soluciones, y al pasar de los días nos hicimos buenos amigos.

Aprendí muchas cosas de su persona, de su experiencia y profesionalidad, de su don para hacer reír, de lo allegado a su familia.

Hoy se nos ha adelantado, sin embargo siempre nos quedará su obra y su recuerdo, me siento como el símbolo del teatro, triste por que se nos fué, pero feliz de poder haber compartido con él, el milagro de la vida y la magia del espectáculo.

Sirvan estas letras como un pequeño y sincero homenaje. Hasta siempre.




No hay comentarios: